Esquire Theme by Matthew Buchanan
Social icons by Tim van Damme

06

May

Posición Política: Participación activa

Hace un tiempo, tuve un encuentro con un taxista. No, ése tipo de encuentro no. De algún lado había salido el tema del juicio de difamación a Paolo Guerrero por Carlos Álvarez luego de que el futbolista se sintiera ofendido por la imitación amanerada que le hacía Álvarez. El taxista me dijo, de plano, “Sí pues, cómo le va a decir gay pues, eso no se hace, está bien que lo enjuicie”. Yo nada.

Mi silencio me causó rabia hacia mí mismo al bajarme. Así que he decidido no seguir mordiéndome la lengua. La próxima vez que un taxista, o cualquiera, diga sandés tal, le respondo “¿y qué tiene ser gay?” y ver su reacción. Claro que me voy a tener que empezar a sentar en el asiento de atrás. Y comprarme un chaleco deflector. Pero creo que ya es necesario hacer contrapeso a la ignorancia.

Sé que es exponerme y algunos dirían innecesariamente. Pero me parece alguien tiene que comenzar a mover las cosas hacia adelante. En Argentina ya legalizaron el matrimonio gay. Es hora de algo de conchudez.

Sin embargo, ayer me subí a un taxi con una señora (¡igualdad de género llega a un oficio más!) que a los dos segundos de subirme me suelta de que es cristiana y que por la planificación familiar ahora hay más adolescentes embarazadas y gays. Pero que hay que recordar que Dios existe porque existen aun misterios que la ciencia no resuelve, como por qué la Tierra no se estrella contra el sol. La pena que me dio me previno de avisarle que era por el campo gravitacional y hace rato se sabía. Admito que no le dije nada, pero fue más porque la vi tan perdida en la estratósfera que decidí no gastarme. A veces es mejor guardar fuerzas para encuentros con mayor potencial. Cuando puede que te entiendan.

Un amigo me contó que dentro de un partido político había un miembro que había mencionado el tema de los derechos de los homosexuales, lo cual está bien, pero creo que todos tenemos que poner un poco de nuestra parte. No todos tenemos que hacerlo al mismo nivel, ni ser tan conchudos como planeo (¿espero?) ser yo; todos estamos en distintas etapas en el proceso de aceptarnos. Pero educar a través del ejemplo, mostrándonos como homosexuales bien adaptados, humanos al fin, atraería al progreso social. Perder un poco el miedo hoy es facilitarnos las cosas en el futuro.

-M.

[ps. La última vez que contribuí a esta blog fue hace 7 meses, pero me volví a inspirar.]

Comments (View)

17

Sep

Posición Política: Pasivos en Lima

¿Se han dado cuenta que es muy común esto de mantener los roles de género entre dos chicos gays?

Es decir, la imagen del pasivo sigue la misma línea: delgado, culoncito, lampiño, estatura mediana a baja, tal vez por ahí un toque afeminadito (pero tampoco mucho porque a nadie le gusta las loquitas, excepto a los archiactivos que se las dan de hetero estando con ellas). Pues estoy poniéndole fin. Vivamos los pasivos barbones, medios subidos de peso.

Ya eso de ser sumisos o no es aparte. Pero estoy tomando esta postura política en contra de esta cuestión. O sea, si ya estamos transgrediendo estando dos chicos juntos—porque en un mundo heteronormativo tener sexo entre hombres es transgresivo—¿por qué tenemos que apegarnos a leyes y costumbres que nunca estuvieron diseñadas para nuestra situación y que encima funcionan para excluirnos?

Sé que la atracción en realidad es más complicada de lo que parece y que seguro hay algunos que tienen preferencias muy fuertes, pero me parecería muy raro que todos tengan las mismas preferencias y que no sea un fenómeno social más que una realidad psicológica.

He aquí mi propuesta en este momento histórico y revolucionario: activos, háganse a un pasivo peludo de contextura media. ¡No se arrepentirán! Bueno…supongo que eso no lo puedo garantizar, pero siempre he creído que el gusto no nace, se hace. :D

Ya en serio, creo que es un síntoma simplemente de que aún estando fuera de los parámetros convencionales al no llevar una vida estrictamente (o para nada) heterosexual, muchos seguimos demasiado influenciados por nuestro ámbito, que nos enseña a reprimirnos, a seguir las “buenas costumbres”, a ser “serios” y “buscar amistad”. Nadie está pidiendo que todos anden de lentejuelas, pero si alguien las porta, pucha, nada de mala onda, no?

Sé que suena a amargura, pero no, que me valgo bien por mí solo y la paso bastante bien (wehaw!); es una reflexión de una voz suicida.

Y por qué no, para la próxima, ¡hablemos de los drag queens activos! ¿Quién dijo yo?

-M

Comments (View)